La funa en tribunales tuvo particular énfasis en señalar la participación del Juez Juan Cristóbal Mera, quién hace unos meses falló a favor de revocar la condena que sindicaba como culpables a 61 ex agentes de la Dina

Organizaciones de derechos humanos llegaron hasta el frontis del Palacio de Tribunales para exijir la democratización del Poder Judicial y denunciar lógicas de impunidad de parte de diversos jueces en casos relacionados a violación de derechos humanos.

Familiares de detenidos desaparecidos en dictadura, víctimas de trauma ocular y familiares de presos políticos en el contexto de la revuelta de octubre convocaron a una funa del inicio de Año Judicial en el centro de Santiago. Los manifestantes señalaron que “Estamos haciendo una funa a jueces que han fallado a favor de criminales de lesa humanidad y para establecer la responsabilidad que tiene el poder judicial sobre la impunidad, situación que ha permitido el recrudecimiento de las violaciones a los DDHH y las injusticias en la actualidad”.

A la acción asistieron organizaciones como Familiares y amigos de los 119 detenidos de la operación Colombo, Los ojos de Chile,  Coordinadora feminista 8M,  Coordinadora paz fruto de la justicia, Red por la defensa de los ddhh, Grupo de apoyo a presos políticos, Víctimas de trauma ocular, Grupo de iniciativas por la libertad de lxs presxs políticxs.

“No estamos en dictadura, no nos basta con la justicia en la medida de lo posible, buscamos que las instituciones estén a la altura de la democracia, tanto fiscalía como tribunales, y sean capaces de tomar en cuenta los tratados internacionales de justicia respecto a violaciones de derechos humanos”, señalaron loa familiares de los 119 detenidos desaparecidos de la Operación Colombo.

La funa en tribunales tuvo particular énfasis en señalar la participación del Juez Juan Cristóbal Mera, quién hace unos meses falló a favor de revocar la condena que sindicaba como culpables a 61 ex agentes de la Dina, entre el Miguel Krassnoff, por el secuestro, tortura y desaparición de 16 detenidos desparecidos de la Operación Colombo, otorgándoles así rebajas en las penas arguyendo una irreprochable conducta anterior.

Recientemente, en el caso Torturas en Plaza Ñuñoa, el Juez Mera revocó la prisión preventiva a carabineros acusados de tortura contra el manifestante Moisés Órdenes en Plaza Ñuñoa. Desestimó el delito de tortura y lo sustituye por violencia innecesaria. Carabineros quedó tan solo con arraigo nacional y firma semanal. Cabe destacar que la víctima, producto de la acción de carabineros, perdió la visión de uno de sus ojos, pulmón perforado, cinco costillas fracturadas, hombro dislocado, dentadura rota y fractura nasal.

Por otro lado, en Pleno extraordinario de Corte de Apelaciones, decide anular la sentencia del juez del séptimo juzgado de garantía, que rebajó medidas cautelares a integrantes de la denominada Primera Línea, acusados de desórdenes públicos, por razones humanitarias en el contexto de la pandemia. En contrapartida, decidió suspender de sus funciones al juez Daniel Urrutia. Entre los jueces que participaron de ese pleno, se encontraba Juan Cristobal Mera, quien había sido denunciado, previamente por Urrutia ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, por hostigamiento

Deja una respuesta